Multiplica los resultados de tu Sprint Planning

Hoy es día de Sprint Planning. Miras hacia tu equipo y… sólo ves pacas de paja rodar de un lado a otro. ¿Qué ha pasado con tus compañeros? ¿Dónde se esconderán? ¡Te han dejado solo! Te traigo 5 consejos para multiplicar los resultados de tu Sprint Planning.
Sprint Planning

Hoy es día de Sprint Planning. Miras hacia tu equipo y… sólo ves pacas de paja rodar de un lado a otro. ¿Qué ha pasado con tus compañeros? ¿Dónde se esconderán? ¡Te han dejado solo! Te traigo 5 consejos para multiplicar los resultados de tu Sprint Planning.

Con estos prácticos 5 consejos, conseguirás que tu equipo Scrum participe activamente en el Sprint Planning y obtengáis unos resultados espectaculares. ¿No me crees? Pues sigue y… ¡multiplca los resultados de tu Sprint Planning!

Trabajad de manera ordenada: Objetivo – Alcance – Tareas

Empieza por definir un objetivo para el sprint vinculado al producto. Ese objetivo servirá para trabajar las daily meetings durante el sprint. A continuación elegid los ítems del backlog que os permiten alcanzar ese objetivo.

Si estimáis, revisad las estimaciones que sean necesarias y ajustad el alcance del sprint.

Por último, dividid cada ítem del Sprint Backlog en tareas atómicas que os permitan paralelizar el trabajo y enfocar al equipo en entregar pronto.

Respetad el Timebox

Scrum establece un máximo de 8 horas de planificación para sprints de 1 mes. En nuestra experiencia, un equipo bien armado necesita apenas 2 horas para planificar un sprint de 2 semanas.

Si vuestro problema es que dedicáis demasiado tiempo a la planificación, revisad qué estáis haciendo que no sea decidir qué entra y qué no y buscadle otro hueco durante el sprint. Una fuga normal de tiempo es utilizar la planificación para refinar el Product Backlog, lo que puede ser un síntoma de que realizáis refinamientos poco efectivos.

Si la planificación os dura, por ejemplo, 4 horas, reducid a 3 como máximo, y buscaos la vida para no emplear más tiempo. Los cambios, poco a poco, mejor. Cuando se cumpla el timebox, abandonad la planificación tal y como esté. Al principio será raro. A través de las retrospectivas iréis ajustando vuestro funcionamiento para adaptaros a vuestro nuevo timebox.

Utiliza un enfoque iterativo e incremental

Trabaja en iteraciones y con una base incremental de tu planificación. El bloque de 50 minutos de trabajo y 10 de descanso funciona de fábula, sobre todo en sesiones largas.

Para la base incremental, empezad por definir el objetivo del sprint y elegir los ítems del Product Backlog que os ayudarán a conseguirlo. A continuación, realizad una primera división en tareas por tipología de especialidad (front, back, automatización de tests, pruebas finales, etc.). Si os queda tiempo, dividid las tareas en otras más concretas, como por ejemplo: maquetación de la parte visual, desarrollo del servicio 1 del backend, conexión visual con servicio 1 del backend… y así sucesivamente.

Traed los deberes hechos

Una de las principales fuentes de las planificaciones largas es la necesidad de refinar el backlog porque no se ha hecho antes. Un Product Backlog bien refinado ayuda muchísimo a tener planificaciones cortas y sencillas.

Utiliza el Definition of Ready para estructurar adecuadamente vuestros refinamientos. Recuerda no caer en el excesivo diseño upfront, podría resultar en hacer pequeñas cascadas y alejarnos de un enfoque ágil.

Mide el impacto del producto

El trabajo cobra una dimensión totalmente distinta cuando se conoce el propósito. Hablar del impacto del producto en vuestros clientes ayuda enormemente a que el equipo lo haga suyo. Las planificaciones pasan de ser esa reunión muermo donde digo qué trabajo voy a hacer al lugar donde conversamos sobre el siguiente aporte real de valor que vamos a entregar a nuestros clientes.

Como ya te comenté en el anterior vídeo (Monta equipos Scrum de éxito), con un equipo Scrum buscamos crear un sistema de alto impacto y toma rápida de decisiones. Ese alto impacto empieza por realizar una planificación de trabajo coherente, sólida y bien fundamentada.

Espero que estos 5 consejos te sirvan para multiplicar los resultados de tus Sprint Plannings. Recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube para recibir los nuevos vídeos que publicamos y a nuestro blog para ser el primero en recibir nuestros artículos.

¡Hasta el próximo vídeo!

Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

Tabla de contenidos

Comparte:

Más artículos

Matriz RACI: ¿en qué nos puede ayudar?

La matriz RACI o Matriz de Asignación de Responsabilidades es una herramienta que nos permite identificar los roles y las responsabilidades de determinadas tareas en un proyecto de forma muy visual.

Sprint Reviews: ¿Cómo dominarlas?

La Sprint Review es un evento de Scrum de cierre de iteración. Supone un ejercicio de inspección, adaptación y transparencia sobre el producto que estamos construyendo.

Suscríbete y mantente al día de las novedades

¿Alguna duda?

¡Reserva 30 minutos con uno de nuestros expertos y soluciónala!