, ,

Backlog de un Columpio

Definir nuestro objetivo

Tengo cuatro sobrinos bastante gamberretes, trastos como ellos solos y siempre inventando (nada bueno). Ahora quieren que hagamos un columpio, un balancín. Y obviamente cada uno tiene unas preferencias:

  • Ivan dice “Quiero subir muyyyy altooo y que me empujen muy fuerte.”
  • Alex dice “Pues yo quiero que podamos jugar los 4 juntos”
  • Leyre dice “Quiero subirme ya, espabila tío que me aburro”
  • Ismael dice “Si me caigo no quiero hacerme daño, tío”

Y por supuesto todos quieren divertirse mucho.

Los padres igual que puedan partirse la cabeza no les hace mucha gracia, y quieren que sea seguro. Así que tras un pequeño debate este es el columpio que queremos:

Backlog de un columpio

 

Un columpio que puedan jugar los 4 a la vez, de material resistente, un suelo acolchado para los golpes, con un asiento que pueda sujetar al niño dentro, y unas cuerdas largas y fuertes para que puedan subir muyyy altooo.

Tenemos claro el producto final, nos ponemos manos a la obra para generar un backlog de producto, muy simplificado. Nuestros criterios de priorización son la diversión y la seguridad, por ese orden. También hay que tener en cuenta que mis sobrinos son muy persistentes en dar la matraca y cuanto antes tengamos algo mejor para que dejen de incordiar.

Backlog orientado a entrega

Este es nuestro primer backlog de producto, con 2 grandes bloques:

 

Nuestra prioridad es la diversión, y eso nos lo da el bloque COLUMPIO. Vamos a dividirlo en trozos más pequeños que nos permitan darle algo a mis sobrinos cada 3 días. A ese periodo de 3 días de construcción le vamos a llamar iteración.

Pensando en algo rápido y medianamente seguro, que se pudiera hacer en una iteración (3 días), decidimos hacer:

Lo vamos a llamar “Columpio de Palo de Madera con una rueda”

No podemos olvidarnos que los padres quieren algo de seguridad, por lo que también ponemos un  “Suelo de arena fina para las caídas”

Vale, esto no se parece al columpio final, pero se pueden balancear y no matarse.

Vamos a seguir pensando en incrementar las posibilidades del columpio en cada iteración, para convertirlo en el columpio deseado:

Tenemos un “Columpio de Palo de Madera con dos ruedas y suelo de arena”

Ya tenemos a mis cuatro sobrinos pudiendo divertirse y jugando juntos.

Empecemos a darle un poco de seguridad a los padres.

Le ponemos el soporte completo que lo hace más estable “Columpio con Soporte de Madera con dos ruedas y suelo de arena”

 

Hemos reforzado la madera con hierro, quitamos el palo del medio que estorbaba, y hemos puesto unos asientos de cuero para que estén algo más cómodos los niños. Ya tenemos un “Columpio con Soporte de Hierro con dos ruedas y suelo de arena” y un “Columpio con Soporte de Hierro con dos asientos de cuero y suelo de arena”.

Como se nos acaba la pasta y, sobre todo, la paciencia, hacemos un último columpio, con el que además probamos que tal queda con cuerda y con cadena. Y así se queda el “Columpio con Soporte de Hierro con 2 asientos de plástico y suelo de arena”.

Escribir nuestro Backlog

Muy bien, pero ¿esto es un backlog de producto? Estamos cerca. Hemos dividido el bloque COLUMPIO, y algunas partes del bloque ELEMENTOS DE SEGURIDAD, en trozos pequeños que podemos hacer en 3 días o menos. Otras partes siguen teniendo un tamaño grande que tendremos que dividir más adelante. Deberíamos haber ido escribiendo en nuestro backlog, y el resultado final sería similar a éste:

Y listo, ya tenemos un backlog que permite que mis sobrinos se puedan divertir desde el minuto uno, y que describe un plan de construcción dividido en partes realizables dentro de una iteración. Si tuviéramos más dinero y paciencia, más adelante podríamos empezar a pensar en qué suelo queremos tener, como mejorar el asiento, e incluso añadir otras mejoras que les ocurran a mis 4 terroristas.

Conclusiones

La creación de un backlog debe tener en cuenta muchos más elementos, como los criterios de aceptación, o establecer el definition of ready y el definition of done, o un plan con el ritmo de entregas, y también que cumplir otras reglas, como que los elementos sean independientes, o que se puedan validar.

En este post simplemente quería ilustrar la generación de un primer backlog muy sencillo, que esté orientado a la entrega temprana de producto al cliente, pensando siempre en las necesidades del cliente, y represente una construcción iterativa e incremental del producto. Estos son los objetivos mínimos, que debemos tener siempre en mente, cuando alimentemos nuestro backlog de producto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *